Cómo mejorar la privacidad «limpiando» las cuentas on-line que no utilices

Las cuentas on-line que hemos creado masivamente para acceder a los servicios de Internet incluyen una gran cantidad de datos personales, una mina de oro en la era de la conectividad total en la que vivimos. Para las empresas que viven de ello y también para los ciberdelincuentes. Las violaciones de datos en servicios grandes […]

La entrada Cómo mejorar la privacidad «limpiando» las cuentas on-line que no utilices es original de MuySeguridad. Seguridad informática.

Las cuentas on-line que hemos creado masivamente para acceder a los servicios de Internet incluyen una gran cantidad de datos personales, una mina de oro en la era de la conectividad total en la que vivimos. Para las empresas que viven de ello y también para los ciberdelincuentes.

Las violaciones de datos en servicios grandes y pequeños y los abusos de la industria de la publicidad están a la orden del día como vimos en este resumen con los peores incidentes de 2020. ¿Qué sucede cuando violan un gran servicio de Internet y filtran los datos personales? ¿Qué sucede si un proveedor deshonesto vende tus datos a terceros, abusa de los números de tus tarjetas de crédito almacenadas o usa los datos para envío de spam?

Si has reutilizado las contraseñas, la violación de un sitio significa que los atacantes pueden acceder a tus cuentas de otros. Incluso aunque no lo hagas, los datos personales asociados en cuentas en línea que no uses pueden poner a los atacantes sobre la pista, por ejemplo con las respuestas a preguntas de seguridad de otros sitios web.

Para proteger la privacidad, es una buena idea eliminar tus datos privados de los servicios que ya no uses. Puedes hacerlo eliminando ese tipo de cuentas en vez de simplemente dejarlas inactivas. Es recomendable de vez en cuando hacer limpieza (siempre que se pueda porque no es sencillo en todos los casos) porque siempre podrás volver a crear otra nueva si en el futuro.

Cómo encontrar tus cuentas on-line

Si llevas tiempo en Internet es probable que hayas acumulado decenas y decenas de cuentas en línea para acceder a la enorme cantidad de servicios que ofrece la Red de redes. Algunas las utilizarás habitualmente y otras de manera esporádica. Pero habrá otro buen número de ellas que no usas para nada y conviene eliminar. El proceso de eliminación debería ser tan sencillo como el de la creación, pero seguro que has comprobado que no siempre es así. Intentamos ayudarte en una tarea que deberíamos realizar regularmente para mejorar la privacidad y reducir el riesgo de ataques.

El primer paso es localizarlas. Si no las tienes anotadas en un lugar físico fuera de Internet, hay varios sitios donde puedes mirar, como:

Administrador de contraseñas. Si usas este tipo de gestores, sea el interno de los navegadores web o de terceros proveedores como te recomendamos, tendrás una buena base de datos donde buscar en primer lugar. Ahí verás muchas de las cuentas que tengas activas.

Correo electrónico. Prácticamente todas las suscripciones a los servicios de Internet se verifican mediante mensajes de correo electrónico. Si buscas en tu cliente de correo por palabras clave relacionadas como «cuentas», «bienvenido», «verificación», «prueba» o similares, es probable que descubras cuentas antiguas que quizá ni recuerdes.

Facebook, Google o Twitter. Muchos proveedores de servicios permiten el acceso del usuario sin tener que crear una cuenta en su propio sitio, sino conectados a la cuenta general de los gigantes de Internet. Puedes revisar la configuración de Facebook o Google para ver las cuentas de terceros a las que accedes por este método y que seguramente no encontrarás en otros sitios.

¿He sido hackeado? have i been pwned? es uno de los portales más completos a la hora de revisar contraseñas que hayan sido vulneradas. Además de informarnos de las contraseñas hackeadas para que las podamos cambiar es probable que la cuenta de correo asociada nos facilite pistas de otros servicios a los que nos hayamos suscrito.

cuentas en línea

Cómo eliminar cuentas on-line antiguas

Una vez localizadas las cuentas debemos decidir las que eliminar. No te cortes porque el proceso es reversible si en el futuro quieres utilizarla. De hecho, aunque debería ser al contrario, es mucho más difícil eliminar una cuenta en línea que crearla. Algunos consejos para eliminarlas:

  • Visita la página de soporte del sitio web y busca información sobre cómo eliminar cuentas. También puedes consultar su política de privacidad para obtener detalles específicos. Elimina la cuenta y solicita también la eliminación de tus datos.
  • Accede a un sitio especializado como JustDelete.me, que ofrece una base de datos conveniente con instrucciones para eliminar una amplia variedad de cuentas en línea. Su capacidad de eliminación se muestra a base de etiquetas de colores. Desde el verde (fácil) hasta el negro que indica que es simplemente imposible.
  • Si no puedes eliminar una cuenta con los dos métodos anteriores, toca hacer una búsqueda en Internet de ese sitio específico y ver si algún usuario ha sido capaz de lograrlo. Si eres un usuario europeo, debes saber que el reglamento de privacidad, GDRP, establece el ‘derecho al olvido’ en el artículo 17 y el consumidor puede rescindir o anular cualquier contrato en Internet y a que se eliminen sus datos de un determinado lugar de almacenamiento.

cuentas en línea

¿Y si no puedo eliminar una cuenta?

Si no puedes eliminar una cuenta, hay cosas que hacer para proteger los datos privados en algún grado. Inicia sesión en la cuenta y sigue estos consejos:

  • Elimina cualquier información financiera y de pago guardada, como los números de tarjetas de crédito que facilitan la realización de compras a cualquier persona con acceso a la cuenta.
  • Elimina cualquier dato privado que hayas almacenado en la aplicación. Especialmente las que tienen relación con datos personales como toma de notas, tareas pendientes o calendarios.
  • Borra los detalles de identificación personal guardados como tu nombre, fecha de nacimiento, dirección de envío y los detalles más personales.

La idea general, si no se puede eliminar por completo la cuenta, es deshacerse de cualquier dato personal que los atacantes podrían usar en caso de una infracción. Reforzando el punto anterior, otra buena opción es anonimizar la cuenta. es decir, vincularla a un correo electrónico falso.

Para ello pueden usarse servicios de correo electrónico anónimos como Mailinator. De esta manera y una vez borrados los datos personales toda la información de la cuenta será inútil para que un atacante pueda sacar provecho del robo de datos.

No entregues tus datos tan alegremente

Es curioso, pero en el mundo virtual hacemos cosas que jamás haríamos en el mundo físico, seguramente pensando erróneamente que no tienen las mismas consecuencias. Considera ser más selectivo sobre las cuentas on-line a las que te vas a suscribir y que en el 99% le vas a tener que entregar datos personales. ¿Realmente merecen la pena? Muchas, si, otras menos.

Piensa dos veces antes de registrarte en un servicio en Internet que vas a utilizar poco o nada porque es mucho más difícil eliminarla que crearla. Y haz limpieza de esas cuentas en línea que como todos los internautas tendremos por decenas sin utilizar y que son un vector de ataque para robo de datos, suplantación de identidades, y envío de phishing y spam.

La entrada Cómo mejorar la privacidad «limpiando» las cuentas on-line que no utilices es original de MuySeguridad. Seguridad informática.