Google elimina el lema Don't Be Evil de su código de conducta

Aplicaciones y servicios de Google dominan ampliamente la Internet mundial. Por lo general, de gran calidad y de uso gratuito, se han convertido en imprescindibles para centenares de millones de usuarios que los usamos a diario. Pero, ¿Se puede vivir sin Google? ¿Hay alternativas? ¿Deben buscarse?

La mayoría de aplicaciones y servicios de Google son de uso gratuito, pero no son «gratis» y tienen un coste: tus datos y el rastreo de actividad, «oro» puro en esta era tecnológica. Tengamos en cuenta que nadie regala nada y Google no es una organización sin ánimo de lucro, sino una empresa cotizada que se debe a sus accionistas. Google no se esconde, es su negocio principal y los monetiza como nadie como la compañía de publicidad más grande del mundo.

Cualquier compañía grande o pequeña maneja datos de usuario, si bien hay distintos grados de uso entre ellas, objetivos distintos y también de transparencia a la hora de informar a los usuarios de la recopilación de datos y su manejo. Vaya por delante que Google no es el único gigante tecnológico que recopila datos. Lo hace Microsoft con Windows 10 y Office, lo hace Amazon con todo tipo de productos y qué podemos decirte que no sepas de redes sociales como Facebook y sus prácticas, la peor empresa en este apartado de todo el ámbito tecnológico.

Así las cosas y en medio de un gran debate sobre la privacidad, recolección y tratamiento de datos, hay usuarios que buscan alternativas a los servicios de Google (y al resto de soluciones de grandes tecnológicas). No es sencillo. Hay que abandonar la zona de confort que proporciona el gigante de Internet y molestarse en probar otras alternativas. Algunas de ellas son excelentes, otras no tan buenas, pero si estás interesado adelante con el amplio repaso que con enfoque en la privacidad te ofrecemos. No te pierdas el estupendo trabajo que han realizado nuestros compañeros de MC.

Fuente:https://www.muyseguridad.net