Un error en la implementación de una función de hash de contraseñas de Google ha llevado a que la compañía haya almacenado, durante casi 14 años, contraseñas de varios usuarios de su suite para empresa G Suite en texto plano.

Eso sí, a pesar de estar en texto plano, estaban guardadas en un entorno cifrado, aunque cualquier empleado de Google tenía acceso a ellas. Y como estos empleados, cualquiera que las localizase, aunque según la compañía no hay indicios de que esto haya sido así. Puedes leer aquí el resto de la noticia.

Fuente:https://www.muyseguridad.net