Amazon ha revelado que fue el objetivo de un ataque de phishing que afectó a las cuentas de los vendedores con los que trabaja. Los cibercriminales podrían haberse hecho con miles de dólares suplantando la identidad de la compañía.

Según ha desvelado Bloomberg, que ha tenido acceso a la presentación ante el consejo regulador de Reino Unido en la que Amazon reconoció haber sido objetivo de este fraude, los hackers accedieron a las cuenta de los vendedores con los que trabaja y sustrajeron importantes cantidades de dinero. Puede leer aquí el resto de la información.

Fuente:https://www.muyseguridad.net