Con anterioridad, hemos proporcionado consejos y análisis de herramientas que pueden mejorar la seguridad y la privacidad en nuestros equipos. Aunque lo ideal sería utilizar una distribución especializada en la seguridad y el anonimato. No siempre es posible utilizar este tipo de distribuciones, por lo que no está de más tener unas nociones básicas de seguridad para otro tipo de plataformas.

Por eso, hemos decidido crear un pequeño resumen con las cosas imprescindibles que no hay que olvidar de cara a mantener una seguridad básica en nuestro equipo y, sobre todo, mantener la privacidad en la medida de lo posible.

Al margen de las normas de seguridad que sigamos en nuestra casa, oficina o en nuestros equipos, cada vez pasamos más tiempo en itinerancia, con redes móviles o conectando a redes wifi de hoteles, de restaurantes o incluso públicas.

En estos casos es recomendable que usemos un servicio de VPN que nos permita mantener todas nuestras comunicaciones cifradas. Es importante es que tener en cuenta que no todas las opciones proporcionan las mismas funcionalidades, si además de seguridad queremos privacidad, tendremos que usar una VPN que no guarde registros. Si queréis saber más acerca de VPNs podéis visitar este artículo.

Sin importar el sistema operativo que utilicemos, estos son los pilares básicos de la seguridad para ordenadores:

  • Mantener el equipo y todo el software actualizado, toda pieza de software es susceptible de tener fallos y agujeros de seguridad, pero al igual que se detectan las compañías o las comunidades lo subsanan, por eso es importante mantener los programas actualizados.
  • Utilizar el cortafuegos: Windows ha mejorado mucho el cortafuegos que viene integrado con el sistema operativo, pero, si por lo que sea queremos utilizar otro tipo de cortafuegos hay muchas opciones disponibles. En el caso de equipos Apple, la opción más recomendada siempre es usar el cortafuegos que trae el propio sistema. En el caso de equipos basados en Linux, casi todas las distribuciones traen por defecto un cortafuegos basado en IPTables y suelen traer distintos entornos gráficos para su manejo.
  • Utilizar un antivirus: En este caso es Windows suele ser el más necesitado, aunque con la inclusión de Security Essentials queda cubierto. En el caso de Mac, la oferta es cada vez más amplia. En el caso de Linux la opción por defecto suele ser ClamAV, pero no es la única. 
  • Tener cuidado con lo que instalamos en el equipo. Aunque parezca una tontería, esta es siempre la mayor fuente de inseguridad, instalar paquetes de fuentes que no son de confianza, descargar “cracks” de programas o “generadores de claves de registro” que en la mayor parte de las ocasiones no son trigo limpio.
  • Tener una política razonable de contraseñas. Todos accedemos a un montón de servicios en línea y tenemos la costumbre de utilizar la misma contraseña para todos los accesos esto es un problema, ya que si alguno de esos servicios tiene una brecha de seguridad la contraseña expuesta dará acceso a todos nuestros servicios. Lo más razonable es utilizar un gestor de contraseñas y generar contraseñas de forma aleatoria para cada uno de estos servicios. Random.org ofrece una herramienta de creación de contraseñas aleatorias online.

Siempre que sigamos esos puntos básicos de seguridad en nuestro equipo tendremos mucho ganado, pero la seguridad no se termina en nuestro equipo. Es necesario que tomemos también unas medidas básicas en nuestra red:

  • Cambiar la configuración por defecto de nuestro router doméstico o incluso, en la medida de lo posible, intentar no utilizar el router de nuestro proveedor de internet, pues tienen grandes deficiencias de seguridad.
  • Es fundamental que nos tomemos la seguridad de nuestra red Wifi muy en serio, hay muchas guías que dan consejos básicos para proteger nuestra red Wifi.

Además de nuestro equipo y de nuestra red, no debemos olvidar que los dispositivos móviles, tanto Android como iOS, también pueden ser fuente de vulnerabilidades.

Últimamente, es tan importante mantener nuestra privacidad como nuestra seguridad y es que, al margen de que los gobiernos o los servicios de espionaje puedan suponer un problema que no afecta a la mayor parte de los mortales, es cierto que muchas compañías han hecho del tratamiento de datos de sus clientes la principal fuente de ingresos. Así, Google nos bombardeará con anuncios relacionados con nuestros hábitos, al igual que Amazon o Facebook, nuestras búsquedas estarán “dirigidas” y además es posible que nuestros datos, “supuestamente” anonimizados sean vendidos en cómodos paquetes a terceros.

Las normas básicas para proteger nuestra privacidad en la red incluyen:

  • Antes de comenzar a seguir estas instrucciones, borrar todo el historial, cookies y datos descargados de todos los navegadores que utilicemos en nuestro equipo.
  • Si utilizamos servicios como Facebook, Google, Twitter o Amazon utilizar un navegador para acceder a esas páginas (p.e. Chrome) y otro (p.e. Firefox) para el resto de nuestra actividad.
  • Utilizar el modo privado del navegador (el de Chrome manda datos a Google) en la medida de lo posible.
  • Usar el navegador Torsi queremos un extra de privacidad.
  • Usar un buscador alternativo a Google que se preocupe por nuestra privacidad (p.e. DuckDuckGo)
  • DuckDuckGotambién ofrece complementos para bloquear rastreadores en el navegador que son muy efectivos.
  • En la medida de nuestras posibilidades también podemos utilizar servicios de VPN o de proxy que nos permitan un grado extra de anonimato en nuestras conexiones.

Siguiendo todas estas sencillas recomendaciones habremos mejorado con creces la seguridad de nuestros equipos, la seguridad de nuestra red y nuestra privacidad.