Una cara entre decepción y asombro he tenido al finalizar la instalación de OS X Lion y querer ir a probar AirDrop, para comprobar que la opción no está disponible en mi MacBook Pro (modelo de principios de 2008, de los últimos antes del unibody).

En muchos Macs anteriores a “finales de 2008”, no está disponible la opción de usar AirDrop desde Finder (se accede a AirDrop desde la lista lateral izquierda de las ventanas de Finder o desplegando el menú IR). En concreto, si vamos a las especificaciones técnicas de Lion, nos dice que AirDrop es compatible con los siguientes modelos:

  • MacBook Pro (finales de 2008 o posterior)
  • MacBook Air (finales de 2010 o posterior)
  • MacBook (finales de 2008 o posterior)
  • iMac (principios de 2009 o posterior)
  • Mac mini (mediados de 2010 o posterior)
  • Mac Pro (principios de 2009 con tarjeta AirPort Extreme, o mediados de 2010)

 ¿Cuál es el motivo de esta restricción? Pues resulta que para que Airdrop funcione, los Macs necesitan tener tarjetas WiFi que puedan comunicarse en modo ad hoc y por eso hay varios modelos de Macs Intel que aunque puedan instalar OS X Lion no admiten esta función.

Hombre , para mí es un fallo importante que dicha característica del sistema sea dependiente del hardware, y mucho más si se trata de dejar fuera de juego a Macs que sí son compatibles plenamente con Lion tan sólo porque usen tarjetas de red distintas a los últimos modelos. Quizás Apple lance la compatibilidad de AirDrop en futuras actualizaciones del sistema, pero todo parece indicar que no será así y que nos quedaremos (los que tengamos un Mac de más de 2 años) sin esta característica.